Declaración del Pleno del Consejo Vasco del Voluntariado

La participación social y el voluntariado como una de sus principales expresiones, son dos de los ejes vertebradores más significativos de una sociedad democrática como la sociedad vasca. Supone por un lado, la capacidad individual y colectiva de asumir compromisos y responsabilidades en el bien común; por otro, es una de las manifestaciones más elocuentes de un estilo saludable de gobernanza, que aprovecha los recursos de sus gentes dotándolas de capacidad para incidir en lo público en un diálogo permanente entre los diferentes agentes que intervienen en su gestión.

Teniendo esto en cuenta, las administraciones públicas no solo han de reconocer la labor de agencias y entidades que optan por participar, sino que han de favorecer su capacidad de acción ampliando, en la medida de lo posible, los ámbitos de su intervención y el número de personas y organizaciones implicadas.

Este año el coronavirus nos ha golpeado con fuerza y ante la crisis que estamos atravesando, la sociedad vasca ha respondido sacando a la luz su lado más solidario. Ciudadanía, organizaciones, administraciones, empresas… están aportando su granito de arena a través de multitud de iniciativas solidarias que están ayudando a llevar mejor las consecuencias de la pandemia. La acción voluntaria está siendo clave para la atención física y emocional de multitud de personas que precisan diariamente de bienes de primera necesidad; pero también de afecto y cuidado para mantener ánimos y esperanzas.

Personas que por diferentes motivos dedican su tiempo, sus experiencias, sus conocimientos, en aras de ayudar a personas que, en este caso por el COVID19, se encuentran en situación de vulnerabilidad. Personas altruistas que forjan una base social fundamentada en la implicación, la solidaridad, y la participación.

Continuar leyendo «Declaración del Pleno del Consejo Vasco del Voluntariado»